martes, 16 de noviembre de 2010

sus ojos al suelo

En aquella ciudad luminosa y llena de personajes pintorescos era por donde paseaba, esa había sido la ciudad que la había visto nacer, crecer y degenerarse -todo ese proceso natural de la humanidad- aquella en la que se refugiaba en sus horas de desvarío. La verdad es que ya no estaba tan acostumbrada a estar sola, y darse cuenta que estaba en medio de la gente la hizo temblar. Realmente tenía miedo de tantas personas, tenía miedo de las caras que conocía, tenía terror dibujado en su faz. Quería que acabara esa agonía, quería no tener que recorrer por aquellas calles frías  que azotaban sus pensamientos y en cada uno de ellos el terror de mirar ojos conocidos.
No me había dado cuenta, pero ya no mira de frente, solo mira al suelo, no quiere ver caras,  no quiere ver expresiones, cubre sus oídos con música que sabe que la acompañará, se encorva, camina, trata casi de correr, trata casi de hacer solamente lo necesario en esa noche. Esta asustada.
--¿Por que temes? ¿que delito cometiste?
-no lo sé.
-no crees que estás siendo demasiado severa?
-creo que estoy siendo justa
-¿justa según que parámetro?
-el mio
-¿y ese parámetro que fundamentos tiene?
-que te importa.
Y se aleja con su paso rápido, sin mirar a los lados, solo observando los colores necesarios, solo deteniéndose cuando el tumulto de gente no la deja pasar. Esta muy asustada, pero no puede seguir así, yo la miro, yo la conozco, sé que no tarda en morirse a ese paso...

viernes, 5 de noviembre de 2010

época de frio.

Se puso su lipstick -el mas rojo de ellos- arregló   su cabello especialmente con flores rojas y naranjas, pintó sus ojos mas negros que de costumbre y con el canto de su dedo índice secó su casi naciente lágrima para que no arruinara su look que hace poco adoptó.

Ya no tenía la costumbre de traer audífonos, contrastaban mucho con su folcklorico vestuario negro de encaje, pero aún así los usó con esa vieja música que solo tenía reservada para ella. Antes de que saliera la miré fijamente y le dí mis bendiciones para que continuara su camino, le mencioné esas palabras de ego que yo si suelo decir a menudo, y la protegí de todo mal y le dí el respaldo, tomé su orgullo y lo alcé  y sus altivos movimientos de verdad simulaban a lo que yo quería expresar.
Así anduvo por la ciudad a su citado destino ya entrada la noche. Nadie quebraría su voz. Nada haría que derramara sus  lágrimas. Me tenía a mí y solo a mí.
Llegó con aquellas sus compañeras y fue donde tapé mi cara de vergüenza por ver que con una palabra ella se desplomó irremediablemente. Sus ojos no podían disimular su tristeza, y  aquella su mentora, la consoló. Fue extraño por que no tienen esa confianza, pero aún así la respaldó y le preguntó sobre sus lágrimas. Ella buscó el cobijio de su mentora madre y su altivez falsa y ruin -si siendo ella eso es lo que es- fue a diluirse junto a su perfecto maquillaje.
Sintió la realidad, pudo sentir  mucho frío, la torpeza de sus pies, y aunque su mentora  la llevó junto a sus compañeras a un viaje lustroso entre un maravilloso mundo de sonidos y colorimetría, ella trataba de no pensar. No pudo evitar reconocer ese sentimiento que tenía en su corazón, lo puedo comparar como al que siente un condenado a la hoguera.
El frio congelaba sus pies, luego de andar descalza, y sus manos temblaban con una fuerza inentendible. Al poco rato comprendió que no eran de frío era de desesperación,  y que el frío del entorno no era nada comparado con el frío de su alma.
Creo que en ese momento fue cuando se hartó de mi.

jueves, 4 de noviembre de 2010

quiero ser pintura

Ya habìan pasado muchos meses desde la última conversación que tuvimos sobre los deseos.
Esta vez narraré yo, no la dejaré platicar puesto que anda muy quebrada su voz y es mejor que tome yo las riendas antes que se diluya su sangre con sus lágrimas y su torrente sanguíneo sepa a sal.
Esa vez quise que entrara en razones, puesto que  acaba de pasar esa tragedia inundante que casi la mata, así que me compadecí de su tan sufrida alma -llorona- y la abracé y prometí que no la dejaría esta vez ni ninguna vez jamás. Le prometí que iba a estar con ella en todo momento y la iba a cuidar mientras se restablecía y así lo hice, la abracé, la dejé dormir y la invité a enfrentar a sus demonios personales que tanto sueño le quitaban.  Todos esos terrores -incluso aquellos que ya se me olvidaron los nombres- tuvo que enfrentarlos frente a frente a sus avatares. Las emociones la destruyen, la enferman, es una persona que suele darme asquito por ser tan endeble y es por ello uq e la peleo tanto y  suelo regocijarme con su dolor. Pero esta vez era diferente. Esa ùltima guerra que tuvo de verdad estaba decaida y triste, de verdad se sentìa miserable, de verdad estaba peleando con uñas y dientes, de verdad se habìa quedado sola, y no estaba ahì nada más llorando como las cosas se le venían encima, sino que con sus dedos llenos de heridas seguía rasguñando. Tuve que abrazarla, sinceramente me causó fuertes heridas acercame a ella.  Sinceramente casi me mata con su furia pero al final pude guardarla en mi pecho y le dije "confía en mi" ¿pero como podía confiar en mí si yo era una de sus principales agresoras?. Caminamos juntas y ella se recargó en mí para llorar lo que le pasaba. Estaba pasando eso sola, pero estaba enfrentando sus dolores y no solo estaba quejándose como tantos años lo hizo. Todo lo que conocía tuvo que renunciar, toda una vida proyectada fue destrozada ante sus ojos. No era mas que papel, no era mas que ilusiones, la invite a caminar durante mucho rato hasta que por fin llegamos a su lejana casa y ahí durmió hasta recuperar sus fuerzas.
El día siguiente siguió dormida, pero me platico que ya pudo descansar, que nada la atormentó en sueños. Llego destrozada a su oficina un día antes y esta vez ya era factible hablar con ella, ya podía verse de vuelta con los ojos tranquilos.
Doy un salto a un año anterior.
¿Qué paso?
Esta vez yo no intervine  demasiado, esta vez me limite a observar como se retorcía del dolor en el suelo. Había sido usada. Había sido lastimada a muerte por quien confiaba. No sabía como podía seguir, pero yo estaba enojada por ella, por que yo estaba segura que eso pasaría, todo mundo le advirtió el peligro y ella misma sabía que eso terrible pasaría. Y si, la consumió. Yo no la quise ni tocar, yo solo vi que se la tragó la tristeza y que sus amigos fueron a su rescate.... el fue a su rescate....
Sinceramente yo no sé en que estaba pensando  ella cuando aceptó esa ayuda. Solo la hundió mas, la evadió de la realidad,  aceptó todo lo que le hicieron por que sentía que merecía esa humillación. Pero para un alma como ella ... ¿que tanto podía aguantar?.
Quedó peor.
Demos otro salto a un año mas, bueno para que, es un panorama parecido....
Ciclica la llamo.
Ahora cuando despertó y pensó que todo era un sueño y entrando en razones mas a fondo de su estado catatónico se dió cuenta que no, que esa expulsión de su infierno personal no era mas que una burla de su propio inconciente para que lo extrañara -aja extrañaras tu infierno de sueños por que son de esos de sueños, de ideas..... anda, ve a tu infierno real, y ahí consumete-  y en efecto, despertó temprano, vio esa música y no pudo mas . . . arrancó de ahí todo aquello fue a su introspección  y sacó sus viejas heridas sonoras -al menos estaban cicatrizadas- y ahí escuchò, gritò mientras caía agua sobre su piel y fue donde tuve otro diálogo con ella, de esos que rara vez solemos tener.
Ya no quiero ser mùsica -me dijo- los agònicos chillidos de los intrumentos destrozan mis tìmpanos. Los resonantes tambores asustan mis latidos, todos y cada uno de ellos son cuchillos, todos y cada uno de ellos me lastiman en el canal de la memoria. Es poca, poca la mùsica que me tranquiliza. Tienen sangre, pulsa su fluido auditivo bizcoso  sobre mi cerebro.
No pude evitar  ignorarla.
Aún ahí lastimada estaba lùcida de la violencia que ejerce y la abracè y esta vez no me mordió, solo manoteó brevemente  pero la abracé, bien le dije, que no me olvidara y por un momento se empezó a olvidar de mí y eso siempre le pasa cuando solo piensa en ella. 
-Quiero ser pintura, quiero perdurar, quiero ser bella y admirada-
ay! seguía con sus posturas artìsticas ella, seguí en su afán de ser un montón de cosas menos ella misma.
-Vete!- me dijo- vete!déjame sola, que todo lo que toco lo lleno de llagas.
La abracé, ya conozco sus gritos de guerra de bestia vencida.
-A mi no me andes corriendo -le dije- yo estoy contigo en los peores momentos, el problema es que te olvidas de mi en los mejores momentos, y de ahí desvarias y sintiéndote en ausencia te deprimes y completas ese circulo del que tanto afamado nombre mencionamos.
-Quiero dormir y ya no despertar.
Me  quedé callada frente a sus palabras, suele decirlo a menudo. Pero esta vez habìa algo diferente en su voz.
-No digas nada ahora que estás así, ya pasará. Has podido levantarte anteriormente.  Ya podrás levantarte. Ya podrás.
-Quiero ser pintura.
-No, tu solo quieres ser mujer.

lunes, 1 de noviembre de 2010

¿Regresaré?

Yo la conozco, ya se como es, por mas cosas que conozca no deja de ser la misma.
 Vi como lentamente se comenzó a vencer, todas aquellas cosas empezaron a derribar su confianza, todas aquellas gotitas de veneno que  esquivó lo mas que pudo,  las absorbió por su piel.  Sé como es, y se que ahora mismo está cansada y vencida.
Miré el cielo con preocupación los últimos días, he visto los nubarrones grises extenderse peligrosamente por ellos, y a medida que los pensamientos están ganando…  ella está perdiendo. Esta vez creo que como nunca esta peleando ciega con su espada ensangrentada lucha con sus enemigos invisibles… lo que no sabe pues que está abriendo la carne de los seres que la cuidan, esta lastimando de vuelta su carne quemada.
Le encanta divisar cosas lejanas,  y sé que vió lo que le dijeron que podría pasar. No pensé que esta vez le fuera a afectar, se veía tan segura ¿Qué cosas vió para aceptarlas como posibles? Sigue pues guerreando , la tormenta se desató… aquella mujer la mira con reproche y tristeza, -¡por eso debes guardar silencio!- .
Siento lo que pasa por su mente, yo vivo en ella, sé que su mente esta tan enegrecida, se que la oscuridad completa ya no la deja ni mirar el profundo cielo azul. Esta profundamente cansada, la propia existencia le parece mentira, el tiempo una injusticia, la distancia una medida grosera, luego piensa que tal vez simplemente todo esta en el campo de las ideas, y eso aún más la entristece, quiere aventarse a la tierra y fundirse con la lluvia. Así es ella, le pide a la vida flores y las marchita no sabe cuidar su catedral, ¿Cómo podrá cuidar la catedral ajena?!
Esta sufriendo, yo lo sé. Quiere irse ya de este lugar, le parece una terrible perdida de tiempo vivir, piensa en dos cosas terribles y a veces ya no la entiendo: Piensa en lo perene de los instantes, piensa en lo rápido que se consume la vida misma, piensa que las cosas que ocurren están condenadas solo a convertirse en recuerdos y es polvo, polvo y luego aire… y luego nada mas que los recuerdos y la dolorosa cotidianidad. El sistema de la vida no le gusta, y sabe pues que ya es así y no le queda mas que asumir, que el tiempo le parece poco, que la distancia le parece un nombre, que todo aquellos no es equiparable con el campo de sus sentimientos y de los porqués vino a este plano de carne.  Todo aquello es un escenario para experimentar su carne en la tierra, en el fuego, en el agua, en el viento….  No le gusta pensar que solo llegará el fin y eso es lo único seguro y no sabe cuando y no le gusta desconocer  tanto sobre su propio destino.
Por otro lado piensa con su mente, con aquella parte fría y grosera que a veces la condena. Piensa sobre lo que vive, piensa sobre lo que sueña, piensa lo que anhela… y al final sabe –o esta segura, o cree saber-  que todo esto ahí permanecerá en el plano de las ideas y no se consumirán. . .
Y…. yo detecté otro pensamiento y ese no me gustó, pues fue  donde siempre se ha dado el punto de quiebre: condenarme a la cotidianidad, al luego que? Para que? Por qué? Que fin? Si todo no es mas que polvo, si todo no es mas que un instante…. Si todo no es mas que un suspiro intangible que traerá dolores insospechados…
Las dos conciencias en eterna guerra, están sacando tosas sus herramientas para destruirme.  Y como con las tres estoy de acuerdo y no, no puedo ayudarlas entre sí.
Solo entran pensamientos mas foscos que me inducen a un sueño pasivo, corto mi cabello, visto de colores,  dejo de dibujar, dejo de cantar, solo me dedico a escribir. Guardo silencio.
Cierro mis labios, ¿será pues que no será mejor solo dejarme consumir?...
Y odio cuando piensa así. Su actitud pasiva me da asco, sus prejuicios y aceptaciones ciegas inculcadas me asfixia…. A ella también como llora la sufrida! Prefiere entonces solo asumir, callar, solo aceptar!! Antes de guerrear.
Y por otro lado maquila la guerra, ¿quién ganará? …
Yo estoy cansada de pelear,  tengo la piel llena de heridas provocadas por mis conciencias y mi entorno que no lo entiende y solo me lastima más. Por ello me iré lejos … lejos donde no pueda lastimar a nadie con mi sádica batalla a muerte.
¿Regresaré?
Es una posibilidad.

sueño

La última vez que ella decidió escribir estaba terriblemente derrotada. Sin duda los parámetros de su estabilidad suelen ser muy pequeños, las líneamientos suelen ser prácticamente invisibles.
Esta vez fue un proceso mas largo de negación -no la pueden culpar-pero así es ella, así será siempre y esta vez tenía unas razones poderosas -por que ha de saber bien que ya no desea seguir así- mas así era.
Esta cansada, mucho, no puede seguir así de cansada, se consume y se le extrae poco a poco la savía. No hay palabra alguna que la consuele y todo lo derrama, sus ojos son dos cascadas y el maquillaje de sus mejillas está diluido terriblemente. No puede descansar, no sabe como hacerlo, solo quiere dormir, ir a viajes imaginarios, a ciudad fantásticas, de aquellas que existen en la tierra y otras más de su propia imaginación. Quiere volar libre, donde su cuerpo ya no sea mas un impedimento, donde el oxígeno insoportable no vuelva a atravesar sus pulmones.  Donde el agua que tanto adora la envie de pronto al fondo de su cuna y de ahí no vuelva mas.
Pero vuelve a caer en la realidad, vuelve a abrir los ojos y mirar su entorno fosco, lleno de blanco, lleno de indiferencia, lleno de cotidianidad.
No quiere, de verdad ya no quiere. Solo quiere fundirse en la tierra. Ser una con el aire, Ser una con el mar.

Fuego, fuego, fuego, desea fuego.  Consumirse en el dolor corporeo para liberar su infierno personal.
No hay consuelo, no hay elementos, no hay palabras, no hay señal.  Solo silencio, ideas nada mas.
Sangra, sangra, sangra, escarlata risueña que tiñe las sienes, rubis preciosos que esparce el caudal,
fluidos corporales espesos, calientes, que anuncia el deceso, que vaticina  el ansiado  funeral.

No puede seguir así, no puede seguir así, no quiere seguir así. . . Rotundamente no.
Por eso quiere dormir, por eso quiere soñar, no puede mas soportar.

martes, 5 de octubre de 2010

cierra sus ojitos

Miré las cartas, ellas fueron claras, y sobre ellas he dicho, lloré.
Ahí mismo en el mar del llanto divisé tantas cosas que dolieron en mi pecho, y fui, solo fui, solo soy lo que soy.
Pero aún así dentro de este mar de  palabras derramadas, siempre esta esos maltrechos rincones donde se esconde la oscuridad de la memoria, y ahí mismo en momentos salen aquellos los decadentes pesares a relucir.
Es curioso, ya no pienso en ellos, los exorcicé con mi propia luz, al dejarla fluir con la avidez deseada....
No me preocupa mi mente, ella solo es así, le gusta jugar, le gusta reír, brincar y bailar, mirar el cielo en la noche y sentirse flotar y que toca las estrellas desde su punto romántico, esperar que la luna se ponga grande grande y le platique su historia antigua, cantar, fluir, danzar, es mi mente pues como una ninfa descontrolada, que rápidamente es herida, no puedo evitar que ella misma se entristezca, es tan ávida, le gusta fluir y es tan sincera, aún no entiende por completo que así no debe ser ella por que sino tienden a creerla falsa o lastimarla profundamente.
El cielo hoy es gris, yo azul, culpo a sus reflejos de las lágrimas dibujadas en mis ojos, que seguramente solo son imaginarias, puesto que solo es aquel el pensamiento pululante.
El relampaguear se da, la luz constante ya no está, esta un poco cansada y se esconde tras su cueva de vuelta, creo que tiene que descansar un largo periodo, sinceramente no entiende nada, mejor dormir, espera que ese sueño dure tanto tanto que  cuando despierte solo este justo frente a su muerte para recordarle... que ha fallado otra vez.... y volver a empezar.... otra vez rotar en ese circulo infinito donde no puede aspirar a mirar de frente a su energía....
carne, carne mas carne. ¡detesta la carne!
¡Jaula sangrienta y porosa!....
No la entiendo.... pululaba hoy tanto, brincaba incluso, no se que le ocurrió....
cierra sus ojitos, se siente con frio, tendré que ir a abrazarla hasta que deje de llorar....

martes, 17 de agosto de 2010

La penosa necesidad del ser

Cuando por fin, aquella metamorfosis había no solo sido un vano experimento, si no que era una glorificación a todas las cadencias dichas, cuando estuvo en el punto cúspide, en la punta mas inalcanzable para solo una tonta imagen de la carne.... ahí cayó.
No resultó ser mas que la simplicidad misma del escape terreno, un grito desesperado y un dasaliento para el vencido.   La conjugación misma del arte derrumbado por la siempre asquerosa y vil carne. Ahora mismo no se sabía que creer, era una época semiexplendorosa en donde aquel exitante sabor del poder, aplanaba las penas, era esa época preciosa en donde le llamaremos La posguerra...
La verdad es que la ya dicha, estaba muy ruin, estaba tan profundamente lastimada que el dolor ya era demasiado para ella.
La explendorosa Florecilla de Loto no había sido solo que un narciso más.
Así que de vuelta había yo confundido las formas -todo por no saber bien eso de los nombres-
Y en este sueño que cabalgó en  la meseta de los pensamientos  vi a una cara olvidada que me fue grata y no tanto, fue de esas cosas que te preguntas ¿que le digo, que hace aquí? Pero estuvo bien por que luego en remembranza con otro hecho, danzamos aquel y yo por las calles luego de encontrarnos a ese viejo arbol viejo y vencido.
La verdad es que todos sabemos que es lo que va a pasar, esa es la penosa verdad  del ser, solo polvo, y solo ideas que se volverán inviernos... así como todos sabemos la penosa necesidad del ser, no olvidar siempre la imperiosa costumbre de ser a traves del ser.

Continuamos mañana...

lunes, 16 de agosto de 2010

deriva.

 Hubo una vez que conocí el aire, sentí la caricia de sus esporas en mi piel que se perturbaba con su tacto.
Despues de esa religiosa caricia, solo me dediqué a soñar con el volver a sentir la furia de la ventisca,
pero eso ya no fue posible, solo quedó como un sueño amargo recordando aquello intangible...
como ese eco en el cual ya no podía cobijarme jamás.
Pasaron los años, vi los espejos. Muchos eran hermosos y me perdí ante la vana esperanza del abrazo.
Pero todo era eso.... solo espejismos.
Luego, un día en las noches cuando paseaba entre mis sueños,
me di cuenta, que nunca lo había conocido, solo había tenido un perturbante sueño de que así era...
Me entristecí terriblemente, no podía creer que así fuera.
Entonces cuando entendí que en sueños vivía, en la penumbra de la irrealidad, derrotada, cansada, fastidiada.
Justo ahí, justo en el momento en el que menos me creí...
El inquietante uluar de la música, la cadencia de su ritmo, esos ojos, esos terribles ojos....
Pasmaron mi pensamiento, inquietaron mis manos, cerré los ojos, enjugué mis lágrimas...
Supe entonces que no era un sueño, supe que existia.
Me entregué a la deriva.

miércoles, 11 de agosto de 2010

Estimado señor:

Esta carta la escribo para usted esperando su pronta y agónica respuesta, aunque realmente no estoy segura de quererla saber:
Es sabido que no soy  señora de cartas, puesto que no me gusta tener que entrar en esos formalismos prontos que ya de por sí me enfrento en la cotidianidad, sino que mas bien soy de formulaciones y metáforas en donde a partir de estos esquemas me voy a inventar la verdad.
Es bien sabido que hace unos días tuve un confrontamiento de aquellos que aveces ya no le dejan a uno las ganas ni de despertar. Pero tuve que hacerlo. Era de esas opciones  inevitables en donde me arrojaron a un mar de espejos en donde me reflejé y encontré vacíos atrás.  También es sabido por usted que yo no se distinguir muy bien entre imágenes y efigies, así como tampoco estoy muy segura de saber distinguir entre unos ojos profundos a solo reflejos de algún astro mayor. Todo esto usted lo sabe -o al menos quisiera imaginar que así es- y es por ese motivo por el cual me comunico con usted.
Sabe bien que soy una persona egoísta, no es ningún misterio saberlo, Veo mi historia personal y yo misma lo reflejo, siempre en ese centralismo, pero dígame ¿usted estuvo ahí para compartirme su universo? la verdad es que no, yo tuve que completar ese vacío que me dejó al ser solo un espectro repentino y ahí mismo pues por poco me esfumo. Tuve que dejar en libertad a mi mente y con bosquejos insufribles dibujó su faz y la verdad es que fue una locura.  Yo misma ya no sabía distinguir entre sueños y realidades y la verdad es que no supe como seguir viviendo.
También es sabido entonces que abandoné mi propio ser con tal de irme a buscar aquello inalcanzable, esas cosa que todos sueñan pero pocos tal vez tengan un posible acceso alguna vez, en esa trastienda almática me encontré un montón de basura y más que nada la decepción de ver que todo, en efecto, era un montón de tramoyería y que no estaba viviendo realmente sino estaba haciendo una pobre representación teatral de mi propia vida.
Le he contado innumerables veces mi deseo de asentar mi vida, tener una familia y una vida normal, pero al otro día demuestro todo lo contrario. No crea que me siento feliz con esas constantes contradicciones en las que caigo pero usted sabe que así soy, y no pretendo ser nadie ni nada que no sea así.  Me he -en muchas ocasiones- derramado a sus pies en lágrimas para que me de su abrazo. También se que me ha abandonado desde hace mucho tiempo, y no tiene idea como lamento esa pérdida.
En estas últimas fechas  tuve que caer en el más bajo nivel que una diva de mi nivel -si diva, usted sabe mis delirios  de grandeza desmedida- podría aceptar. Si rogué. No tanto así como en esas novelas, pero la verdad si tuve que sacar mi palabrería  y expresar así como casi casi forzar respuestas con tal -venga otra vez lo de egolatra- de descansar mi alma que se retorcía por saber que había perdido y que se había equivocado.
¿sabe la cantidad de veces que en este tiempo me he equivocado al respecto? No tiene idea!. Si usted no estuviera desaparecido terriblemente de mi existencia lo sabría, y probablemente me diría cosas de aliento de aquellas que si, de su boca me suelen interesar.
Le confieso que me he vuelto un poco loca.
También le puedo contar que me he estado dejando llevar mucho por el trabajo y aquellas cosas que consuman mi tiempo, duermo, es bueno saber que  sueño con mil cosas.  Es bueno saber que ahí al menos ya tienen restringuido su paso  los demonios de la memoria.
También le comenté, bueno no creo, lo del asunto de que algo me torturaba. Fijese debo contarle esa historia es graciosa e irónica:
Pues verá si lo quería, se que todos pensaban lo contrario por mis actitudes. Sé también la gran pérdida que tuve. Pero sabe también que... no perdí nada.
Pues realmente no tuve nada, mas bien yo creía. Pero era esas cosas prestadas que tienes que devolver y compartir con todo el mundo, y pues a mi no me gusto sabe, usted me conoce, tiene idea de como llego a ser de posesiva. Aunque luego de que platiqué con tantas personas bueno, parece ser que todas buscan una persona solo para ellas en ese ámbito. Bueno yo era egoista, no soportaba su mundo, y me molestaba  montones de cosas más. Así que bueno, ni yo lo tuve ni el me tuvo. pero bueno, fue una pérdida -de vuelta a mis ideas- terrible. Sabe creo que debí haber permitido que se me secara la mente, caerme en la fina miel de las tristezas y ahí consumirme en la cotidianidad, Hubiera sido mejor, no estaría sola, no estaría triste por que sería una autómata. Pero bueno creo que tanto yo como usted estamos conscientes que eso sería imposible para alguien como yo. Simplemente no pude permitir sacar mi lengua y arañar con mis filosos dientes todo lo que pasó frente a mí.  No pude solamente callar y permitir que una mente tan pululante simplemente se secara por estar con alguien. Así que sí, tiene razón, yo elegí mi soledad, pero dígame usted !vea mis opciones!, ser una persona solitaria o estar en un lugar donde me consumiría.
Al momento de aceptar mi soledad me encontré con mi vieja amiga: la conciencia. Andaba por ahí luego de tantas guerras entre ella y yo  y pues hicimos pactos de paz. La verdad es que ella me abraza todavía cuando me desespero pero también hemos estado en conflictos, me grita, yo le grito, y cosas de ese tipo.. .
Pero básicamente antes de dormir ella me desea buenos sueños, y esos buenos sueños vienen a mi mente y hasta el día siguiente los traigo lejos de mi memoria. Ahorita mismo prefiero no soñar, por que no quiero tener mucha idea de lo que en figurasr arquetípicas mis deseos desean comunicarme. Así, por ahora esta bien.
Y  también me han inquietado otras cosas, no le miento, y todo ello me ha puesto en revueltas mentales intensas. Parece que definitivamente estoy perfecta así, solo con la siempre fiel mente a mi lado recordándome por donde debo ir y por donde no.
Si. se habrá dado cuenta entonces que lo desplacé. Pero sé que a usted no le interesa mucho, puesto que nunca lo vi tan entusiasmado de ser partícipe en  la toma de mis decisiones.  Pero de todas formas tenía que decirle...
Y si, me ha evidenciado ahora mismo... ¿como es entonces que me buscas ahora si ya tienes a tu mente fiel?, bueno me ha pillado. Le extraño. Aunque tenga mi corazón conmigo, sueño con compartirlo con alguien, y que me comparta el suyo, pero suelo ser constantemente engañada por espejos y yo no quiero ver ya por que tengo un miedo infinito por ver los ojos de las personas.
¿Es que he enloquecido?. Necesito un abrazo, necesito pensar que esto solo es una mala etapa, que ya tiene muchos meses consigo y que ya no la quiero. . . Tengo miedo y ... ya no lo tengo a usted.
Agradezco que así sea.
Atentamente:
Usted sabe quien.

jueves, 5 de agosto de 2010

Quiero ser música.

Has despertado.
Abrí los ojos y ella seguía ahí, me sonrió, acarició mi cabello y cerré los ojos de vuelta, solo para pasar un rato en ese precioso momento.
¿Soñaste con aquello que te atormentaba? -Se atrevió a preguntarme.
-No. Soñé tantas cosas, que no fueron nada al final de cuentas.  Estoy descansada, aun tengo mucho de que reponerme, pero estoy tranquila. Ese sabor no me agrada del todo, puesto que me gustan las guerras tempestuosas y esas cosas, me gusta el ardor del amor en mi corazón, y las cosas épicas guerreando a diario en mi cabeza.
Ella solo sonrió. Me dijo que mas tarde analizaría mis palabras y me explicaría muchas cosas.
Así que luego de tomar  algo juntas -una agua verde insabora y purificante-  me dijo antes de cuestionarme_
¿Que quieres ser?
-¿Como que que quiero ser? -sí que esperas ser para alguien más, cuando si se da el caso tengas que compartir tu vida, alguien fuera de nosotras.
-Bueno creo que eso es fácil responder... ¡quiero ser música!.
No me sorprende tu respuesta.
Tengo varias cosas que decirte hoy -dijo seriamente- y es mejor que no me interrumpas ni me cuestiones por hoy. Déjame explicarte cosas que creo y luego ya podrás continuar.
-Solo asentí con la cabeza-.
Aunque he sido muy poco partícipe  a tu favor en este tiempo, Conozco tu historia personal, la he visto, y sinceramente no pensé que llegaras a este punto de tu vida, en cual todavía conservaras vida. Veía tus pensamientos oscuros, y sentía que un día no podrías más y solo invocarías a la muerte y te entregarías fiel a sus brazos. Pero me demostraste que fuiste mas fuerte.
Sé que no te apoyé, y no sabes cuanto lo siento, no sabes cuanto me duele que nos hallamos perdido el respeto, pero déjame decirte que todo este tiempo te he hablado de vez en cuando, pero como eras incapaz de escuchar mi voz con tu símbolo tuve que usar símbolos que tu si escuchas para poder comunicarme contigo de vez en cuando.
Todos aquellos días en donde dialogaste con tantas figuras fui yo, solo yo. A ellos les hacías caso y tuve que hacerlo. No estuviste tan sola como creíste, así que también no has sido tan inocente en este tiempo.
Sé que quieres ser música. Claro que lo sé.  Fue el símbolo más poderoso que adopté para poder llegar a tus oídos. Y lo malo es que fuiste como todos aquellos ciegos religiosos que obedecen a la cruz pero han olvidado que lo que representa realmente es un sacrifico, una vida ejemplar, y no solo un símbolo.
Te volviste mujer de carne.
Aspirabas a la música, !claro! te enevabas y perdías a momentos en ella, estabas absorta bajo un hechizo interminable, bajo un estandarte, bajo tus pretextos ¿querías que te liberara? pues como, si nadie te tenía presa mas que tu misma, por no ver más allá de  lo que la imagen te proyectaba.
Así que mi medio se volvió contraproducente. Cuando me develé ante tí con mi verdadera esencia, me rechazaste, todas esas veces querías y solo querías hablar con la música. No se cuantas veces destruiste potencialidades por estar clavada ante esa idea, por que ahí mismo te enervabas. Sé lo oscura que fué la música para tí, sé también que pusiste toda esta carga ideológica sobre los hombros de una persona. Y sé que tuviste que ir hasta el laberinto de los años a pedir descansar.
Fue valiente claro, pero inecesario.
Por qué tu siempre, tu siempre tuviste la llave para abrir tus cadenas que te aprisionaban, y él mismo te lo dió a entender, como otros símbolos luego te lo mencionaron. Pero seguias fiel ahí, a la idea  de la música.
No sé como te atreves siquiera a querer seguir siendo música.
....
El silencio  incendió la habitación, sinceraemente me dolieron sus palabras mucho, y en otro tiempo me hubiera dedicado a atacar pero esta vez agache la cabeza y le solicité su perdón.
-Claro que te perdono, no soy como aquellos símbolos egoistas que se enervarán con su odio. Yo soy carne, y como carne te comprendo. Sé que te equivocaste, sé que me equivoqué, se entonces como sufriste ante lo que pasó. Sé de tus llantos en la oscuridad, y sé de que no había consuelo para tí. Sé que para sobrevivir en este caudal extraño sin duda te entregaste a la maldad.
Arrancaste corazones solo  como vampira, para ver si alguno quedaba en el hueco que tenías de tí misma. Pero todos se secaban, todos, morían.
Pobre niña lastimada,  fuiste como una bestia que te encaramaste en las sombras, mientras tus instintosde sobrevivencia  estaban a todo su explendor. Ahí mismo querida, caiste en los peores vicios, parece mentira en serio, sé de las calumnias que en tu joven edad pasaste y sé de aquellos radicales remedios que tomaste para sentirte mas sana. Sé de aquella estadía en aquel penoso lugar blanco en donde gente perturbada de su cabeza te tomó como amiga. También sé de todo esto, no creas que no lo ví.  Y sé que rogabas, rogabas todas las noches por que esa fuera la última de ese penar.
Ví cuantos médicos te llevaron para olvidar, y también ví cuando confrontaste tus terrores, ví cuando supiste de su caída, vi cuando lo viste de vuelta y caiste, vi  que destruiste tu mundo solo por obedecer a la idea que te mantenía segura. Hiciste cosas terribles en pos de esa idea, y yo estaba feliz viéndote caer constantemente. Ahora,  ahora también sé que cegué tus ojos y cerré tus oídos. Ya es tarde para reestablecer esos daños.
Solo olvida, ya no queda mas que olvidar.
Me ha dejado de sangrar esa herida -dije- Lo sé. Sé que estas tranquila al respecto, y sé que puedes convivir tranquilamente. Me alegra que hayas podido hacer esto sin mí, por que él tuvo el valor como ser humano de  escucharte y sensibilizarse con tu dolor.
Sé que el siempre será especial, y también sé que es bueno que tengas un amigo  en tu listado.
Que ya no seas la fiel sirviente del fantasma.
No quiero ser música -llorando le dije- todas las veces que he repetido ese panorama de serlo siempre termino siendo carbón. Me aventé de vuelta a sus brazos.
¿Qué quieres ser entonces?

miércoles, 4 de agosto de 2010

El encuentro

Había pasado pues el terrible funeral. Sinceramente no me dió ganas de ir al entierro, ya era medio masoquista de mi parte tener que acercarme a donde no era bienvenida solo para despedir a un muerto. La tierra lo consumirá y su idea -si es que su gente lo recuerda- Seguirá viva a través de las generaciones hasta que de boca en boca se distorcione la misma y su nombre lo lleve el viento y lo estrelle contra  lo evidente.
La verdad es que todo ese día mantuve la compostura,  seguí con mi rutina diaria y quise negar a toda costa mi dolor, pero la verdad es que nadie me lo creía, así que tuve que derramar cuantas palabras pude para que mis amigos supieran  mi sufrimiento. No lo hice mas que con el fin de que alguien me extendiera sus brazos y me acojiera por un rato. Eso no sucedió.
Solo quería dormir. Hacia pues dos noches que me estaban rondando en la mente tantas pesadillas que habían alejado toda posibilidad onírica en mi cabeza. Sinceramente ese día era  un desastre: mis ojos estaban tan hinchados que a penas podía ver, mis sentidos tan alterados que estaba en el desvario completo. ¿Tanto me había afectado tu partida?
Pero ya era tan definitivo todo que solo  podía aspirar a también morir y dejar que el caudal de las angustias me consumieran.
Pero ahí mismo mientras caminaba por aquella vereda, me encontré con ella. Hace años que no la veía.

Haciendo  una mirada para el pasado, la podía ver en donde muchas veces ella  y yo estuvimos en desacuerdos. Viviamos en constantes pleitos, y siempre fue ese ánimo de gobernar y desprestigiar una de la otra. Sinceramente era una perra, y era la última persona que quería ver ese dia.
Así que solo bajé la mirada y continué con mi camino tratando de disimular que me había visto, no tenía ganas de un enfrentamiento con ella, no hoy.
Pero ella se me acercó. Me saludó y me dijo que sabía que estaba yo sufriendo, que podía verlo y hasta lo transpiraba, y era por eso que ese día salió a mi búsqueda.
Me sorprendió escucharla decir eso, sinceramente  ya estaba buscando las palabras adecuadas para quitármela de encima, ella continuó con su diálogo sorprendente.
Me dijo que sabía lo ocurrido y que lo lamentaba, pero no tanto como yo, que ella era mas realista, era alguien mas que había fenecido, y que muchos mas morirían incluso yo, incluso ella, así que era hora de dejar a los muertos en el olvido y seguir adelante.
Le expresé mi debilidad ¿como continuar? Ella ese día me abrazó me dijo que ella estaría ahí conmigo acompañándome, pero sin duda tenía que seguir adelante.
Yo como una bestia herida profundamente me lancé en sus brazos  y lloré y lloré.
Cuando llegué a mi casa por fin dormí, un rato. Pero la verdad todavía seguia catatónica. Tirada en esa cama  el dolor de cabeza era insoportable, no había comido no se en cuanto tiempo y solo me pude dedicar a llorar. Entonces así solo así, pude dormir un rato.
Al despertar a las horas hablé con alguien más, ella me explicó desde su punto de vista algo, y fue donde hubo una empatía de pensamientos entre las tres.
Estaba ocultando el dolor de odiarme a mí misma con otras personas que eran mis compañeros.
Me dolía mucho haber perdido a este último por que proyecté demasiado con él y mi vida ya estaba arraigada a su persona, pero siempre iba a ser lo mismo, infringia contra mi misma, y en rebote contra él.
Fue donde mi antigua enemiga  y yo tuvimos un largo diálogo, en él pudimos divisar pues mi historia pasada.
La verdad me horroricé cuando ella me lo explicó: vimos ese constante circular -el me lo dijo varias veces claro yo lo negué- de hacer una y otra vez lo mismo y lo mismo.... Buscar refugiarme en otras personas para llenar el vacio que yo misma me estaba provocando.
-Sabes - le dije- todo hubiera sido mas fácil si tu me hubieras acompañado
-Yo estoy conciente - me dijo- de que esto sin duda es mi responsabilidad, por eso mismo estoy aquí, para remediarlo junto a tí, sé que te he hecho y me has hecho de todo para destruirnos mutuamente, pero ya no quiero seguir con esta guerra, puesto que no somos enemigas. Ya estuvo bueno de tantas.
Ahorita todavía nos hace falta conocernos más, y como he visto que has intentando volver a tener un poco de contacto conmigo  por eso he venido para acunarte mientras te recuperas y podemos seguir caminando juntas.
Fue entonces donde nos pusimos a relatar todo aquellos dolores que creíamos que había pasado, y nos dimos cuenta que siempre había  esa falta de ella en toda la historia personal.
Me abrazó, pude entonces cerrar los ojos y dormir.

martes, 3 de agosto de 2010

TU FUNERAL.

Sin duda las gardenias me gustan más a mí, son blancas, huelen precioso y  con pocas puedes perfurmar toda una habitación, pero eso dejémoslo para cuando yo muera, hoy estamos aquí para tu último adiós.
Te gustan las rosas rojas, al menos eso pienso, es por eso que este cuarto esta lleno de ellas, y no solo eso, sino coronas de tus amigos diciéndote lo mucho que te extrañarán y todas esas patrañas que olvidarán en dos o tres meses.
La caja. Bueno, es negra, tiene toques rojos, metálica y blindada, no quiero decirte exactamente como luces, tu sabes bien con tus locuras que  querías portar tus extrañezas hasta  el último momento.
Mucha gente está platicando, no se nota ese aire de tristeza. Es por qué te encantaba animar a la gente y pues esta misma está aquí  alegrando el  ambiente fúnebre. Algunos beben café, otros más comen cuernitos y otros todavía mas extraños comen alguna variante de golosina  oriental mientras observan esa curiosa galeria que postraron el aquella pared gris que suele ser usada para las esquelas. Pero no, tenía que ser algo fuera de lo común.
Lo  más extraño es que nadie viste de negro, todos estan con esos atuendos que tanto conoces por qué quería despedirte de la mejor forma para que tu estuvieras contento.  Veo mucha racha generacional entre chicos adolescentes y otros ya entrados en años, sin duda el lugar está hasta reventar.
La verdad es que yo estoy viendo desde la ventana. Tu sabes lo que me aterran las conglomeraciones, así que solo esperaré a que se bajen un poco el número de allegados y en un momento más entraré a traerte este ramo de gardenias que por lo visto no concordarán con el resto de la decoración. Pero bueno, ¿cuando yo concordé mucho con el resto de estas personas?
Yo si estoy triste, y si, lloro, y sí, visto de negro. Pero bueno, eso no es nada raro en mí. Ya casí es tarde y muchos ya se han ido, han quedado pocos y veo caras tristes, sobre todo de aquella damita sentada en aquella silla... con ese curioso cabello rosa...  y aquel que está allá alto alto alto, que no está muy seguro de poder creer lo ocurrido.
Sinceramente no me interesa a mí tampoco saber como ocurrió. Solo sé que fueron unos meses un tanto agónicos hasta que por fin, una noche, simplemente vieron que no reaccionaba nada más y fue mejor desconectar.  La pobre de tu madre, apenas  si puede estar  sentada sin caerse al suelo de la tristeza.
Sé que odias la muerte, y que trataste de luchar contra ella. Pero pues,  así es ella, sin más solo vino para llevarte, pero por lo que creo ya vas a estar mejor allá.
La verdad no se como tuve el atrevimiento de venir a verte. Pero bueno, uno no se muere dos veces, tenía que acompañarte, aunque sea un momento, antes de que las miradas fulminantes de los del entorno me consuman.
Sé que me creen lo peorcito de lo peorcito,  la verdad tienen razón. Yo se que clase de desgraciada suelo ser, y también se que no me diste el perdón antes de irte patas estiradas hacia el otro mundo. Pero esta bien, no creas que me aterrorizará en las noches.  Yo misma, cuando me habías platicado en otros tiempo sobre mí y todo lo que te hice pues la verdad es que sentía que me hablabas de otra persona. No podía mas que aceptar todo lo que decías como una verdad universal.  Me creo capaz de decir tantas cosas con tal de no lastimarme yo sola. . .
Ahora mismo... me acuerdo de todas aquellas chiquillas que no me caían bien, !pues con razón! eran igualitas a mí. No nos tolerábamos por ser la misma clase de mierda de persona. De esas que se creen trascedentales pero sinceramente son como vampiras ante los hombres.
Y tu tan bueno, pues fácil era pensar lo presa fácil que eras.
Y aparte tu tan bueno, claro tenías tus ataques de enojo y te desesperabas.  Creo que parte de mí me encantaba discutir contigo por que .. porque así podía estar contigo un rato mas, porque eran tan apasionadas las discusiones que teníamos que brotaban las palabras. Claro, esto no era bueno, todo lo contrario, era contraproduciente. Pero bueno, eso pasa cuando la gente se muere, uno piensa en los peores momentos  los recuerda con cierta nostalgia.
Que más te cuento... bueno, si, la verdad es que fue todo un error eso de mezclarnos. Tu y yo nada así que ver. Nada. Y era curioso entonces cuando nos poníamos a platicar de montones de cosas entrábamos en unas discusiones dignas de competencia, para siempre, curiosamente, terminar deacuerdo.
Y me encantaba molestarte diciendo mi odio a los humanos !hombre! que no sabes que no mato ni una mosca. Pero era curiosa como tu postura complaciente se alzaba sin perder tu propia postura.
Hubo mas cosas muchas mas cosas, todas buenas y malas, toda una mezcla.  Me gustaban tus ojos, creo que nunca te lo dije. Y también me gustaba tu piel, tampoco estoy segura de haberlo dicho. Pero bueno, ahora se lo van a empachar los gusanos... aunque no estoy segura si piensan cremarte.... o solo te enterrarán con los de tu familia.
La verdad es que se me esta quebrando la voz. Si, trato de ser fuerte y pensar pues en que tendré unos cuantos dias de luto, tal vez unos meses. Como decían por ahí, un día por cada mes ... ¿cuantos son entonces? bueno ... creo que como dos meses tendré que estar así, o los que me pidan las lágrimas para brotar. No te puedo negar que estoy triste, pues solo veme los ojos hinchados, bueno, si los pudieras ver, creo que tendrías tal vez si no hubieramos acabado tan mal  el impulso de abrazarme.
Por mas que lo diga, si, si te me fuiste con coraje contra mí, no creas que no  lo siento, la verdad me lo merezco todo y cada uno de esos ceños fruncidos que me miran. Ahora mismo me siento señalada por tus amigos, cosa que tienen razón por que yo tuve mucho la culpa de tu  infelicidad recurrente.
No te valoré. No me valoraste. Simplemente yo era de un valor diferente para tu tierra, así como devaluada. Y, pues,  bueno, así a veces es la vida.
A veces proyectaba lo que sería de nuestras vidas juntos, era divertido, pero yo, yo te quería solo para mí. No te queria compartir con nadie más, y tu, tu eras de la comunidad, tu mismo te denominabas como un símbolo. Tu no confiabas en mí, decías que como ibas a dejar todo por mí si yo había demostrado que no era de fiar. Pues estuvo bien así como fueron las cosas, porque, pues no confiabas en mí, yo no me apoyaba en tí, yo no te comparía mi mundo, tu eras tu entorno, entonces bueno, eso trato de pensarlo, pero ahora que la muerte pues se adelantó, pues solo queda asi como en el plano de las ideas.
Me voy a atrever a mirar tu caja por dentro, ahí estas. Durmiendo. Yo también tengo ganas de tener un sueño asi de regenerador un día de esos, pero todavía no me toca. Me da risa verte, y no creas que porque no tomo en serio la situación, sino por que !aferrado hasta la muerte! con tus cosas extrañas .... bueno, siempre fuiste algo extraordinario, así que, tu  muerte tenía que ser glamorosa y hacer honor a tu rareza.
...
Pienso, prometo ya irme....
Pienso en cuando yo planeaba que tuvieramos nuesta boda, toda llena de colores azules y un vestido blanco suntuoso que tendría un abrigo negro, si yo siempre dije eso, y estaba completamente en contra de tus ideas, y mira, aquí en tu muerte te dieron el placer de realizar las cosas a tu antojo, ahora mismo que ya no las disfrutas como hubieras disfrutado una boda, el nacimiento de nuestros hijos, no se, esas cosas que suelen gustarle a la gente. Pero claro, tu preferías otras cosas, esa cursilerías no van contigo, esas eran mas bien mis ideas. Ya me voy antes de que la chica del cabello rosa me tire un puñetazo en la cara, o me arme una escena. Quisiera ir a tu entierro, pero sabes....
Eso si no creo que lo soportaría.
Tal vez cheque de lejos, para saber donde estarás por siempre.
Ay te dejo las gardenias que te traje. Que tengas un excelente viaje.

lunes, 2 de agosto de 2010

sobre los sueños....

Y todos estos días que he vagado en las sombras, inútilmente, solo andando  por andar, solo por no conocer otro terreno. Es como cuando dejas tus tierras natales en busca de otras oportunidades y cuando regresas solo encuentras  cambios, decadencia. La tierra está muerta, ha habido una fuerte sequía.
Y todos estos  días a cada segundo estoy implorando que se me dé en perdón que  no merezco. Yo no sé, por qué me aferro a recibirlo, siendo que solo el vacío y el eco de la banalidad me responden. Probablemente con el transcurrir de los días me encuentre con algo insidioso. Es cuando recuerdo las posturas: la terrible humana aquí soy yo.  Sé pues que  la vencida  soy de vuelta yo. Pero sigo arañando la posibilidad  de que se me otorgue el perdón de los cielos.  No sé por qué mi memoria me esta atormentando, no sé porque paso noches en vela. No sé porque siquiera me afecta tanto. Tantas historias derramadas, tantas historias incompletas, tantos dolores viejos que se están haciendo rancios dentro de la epidermis.
Esta llena de pus la razón.  Esta llena de costras insidiosas.
Y aunque arranque poco a poco todos los pedazos de piel quemados y pútridos.  Sinceramente no puedo más. Solo cierro mis labios, aprieto fuertemente los dientes. Los puños casi sangran y solo se dedican a escribir, a derramar, una vez mas.
No puedo escribir una carta con un nombre hacia una dirección. No. Aunque por más que me exprese, por más que vierta en silencio mis palabras en medio de la cotidianidad, no existe un interprete, solo existen mis palabras derramadas, solo existe mi ira consumida. Solo quiero ver pues la carne quemada tirada al olvido.
Quiero dormir, quiero que los demonios de la mente se den por vencidos.  Quiero tener la oportunidad de estar en paz por un momento, en donde mi sueño, solo me lleve hacia las colinas de la tranquilidad, en donde los coros celestiales que suelen adorar al señor de los cielos, me regalen su murmullo lejano.
Quiero estar ahí, tirada entre el cielo y la tierra, para ser intermediaria de sus voces.
Quiero dormir, y que una vez que cierre mis ojos, se me conceda la gracia de no despertar mas. Y que las maravillosas creaciones de la naturaleza fluyan sobre mi  esencia, y se fusionen para siempre conmigo.
Ser lluvia, ser polvo, ser tierra.
Me es insoportable el dolor de la existencia, así. Aunque sé que amo la melancolía, no sé porque esta herida esta pudriendo toda mi carne. Remoto mi mirada hacia atrás en el caudal del tiempo, en donde diviso pues que alguna vez sentí esto. Alguna vez me consumió el dolor de esta forma, pero... aquel, intransigente dejó que poco a poco se me consumieran las palabras de los labios, hasta que se marchito una parte muy importante de mi  corazón. Aún conservo esa cicatriz para no olvidar. No he buscado decorarla, ni siquiera busco que desaparezca, y es curioso que la recuerde con un cierto anhelo, puesto que su corporeidad me tranquiliza, su visión me recuerda que el dolor es necesario para poder seguir adelante.
Las palabras siguen fluyendo, no pueden detenerse.
Otra vez remonto mi mente hacia cuando se me prohibió gritar, hacia cuando tenía que guardar silencio y las lágrimas las contaban como  símbolos de debilidad infinita.
Y los sueños, eran los lugares más cómodos para reposar, para de la nada salir e ir a viajar a diversos lugares, vivir situaciones de ensueño. Ahora están llenos de demonios y tristezas insoportables.
Pocas, muy pocas veces -sigamos comparando con mis acuerdos previos- soñaba de esas cosas. Mis sueños eran sobre irrealidades. Ahora están fusionados.
¿No había pues destruido la habitación mental principal?
 Al parecer los corredores lucen peores de lo que me imaginé solo era tener una venda y negar la realidad.
Esta pútrido. El daño es inmenso.

Muero por Morir

No pensé que me fuera a consumir tu recuerdo. No pensé que me fuera a torturar hasta en el último segundo de la noche, cuando por fin los ojos se cierran consumidos por el cansancio enegrecido, que hace que de brincos de sopor a cada momento, a cada instante, teniendo de consecuencia un sueño intranquilo, una amargura oscura, un dolor  mental que se refleja en cada día de mi  haber diario en donde no puedo mas que medio seguir, cabizbaja, con los ojos rojos, con la garganta seca...

Quiero arrancarme los ojos, cercenarme la lengua, meter borra en mis oídos. Sucumbir la cabeza. Dormir. Dormir sin soñar con tu aterrante presencia. Permiteme descansar.

¿Por qué simplemente no me apuñalas en mis sueños? ¿En vez de que tu sombra asfixiante persiga mi cordura?

Pero mi voz cansada no es escuchada, mi voz ha sido declarada insonora.  Mi garganta sangra. No puede mas que seguir escribiendo las manos de esta, la  dicha, para poder explotar en palabras de lo que lleno su mente se consume.

 

miércoles, 28 de julio de 2010

encarnado

Luego de todas esas batallas guerreadas en vano -no me preguntes exactamente cuantas, he perdido la cuenta, solo sé que 4 en el útimo año-  tomé mi armadura,  y me dije. Basta.
Arranqué hasta el último fragmento ya casi encarnado y me dolió mucho.
La primera vez que me arranqué pedazos de metal de la piel dolió lo sé, pero rápidamente lo envestí de algo más para que nadie pudiera horrorizarse con los pellejos. Pero esto fue contraproducente.
Cuando el vestido se me desgarró por lo frágil que era... sangraba y sangraba y la herida parecia jamás dispuesta a cicatrizar, mas fuertes remedios y drogas me dieron y uno que otra limpiada a las infecciones para seguir adelante...
Esta vez no estaba dispuesta a que me volvieran a lastimar mi carne.
Pero una vez más con suave papel fue herida tantas veces que no me percaté de este dolor hasta ya verlo consumado, solo un intento mas... solo una vez más.
Y como me ví en terreno seguro, no me dió tanto terror volver a mostrar mi piel. Pero esta fue vista con espanto y apuñalada varias veces antes de yo reaccionar y defenderme.
Por un momento, mientras la noche negra me mostraba sus ganas de llorar, vi directamente a la luna y dije, maldita blancuzca hipócrita!... mas al otro momento incursione a dos días atras en donde decidí irme a arrancar toda la carne podrida.
Cuando llegue ahí, para que montones de médicos vestidos de diversos colores me examinaran, no pensé que fueran a ser tan severos conmigo, despues de todo  -pensé- que tanto daño se ha hecho. Pero sus caras alargadas preocupadas -con un poco de lástima- me dijeron que el daño era severo, pero, que no me preocupara, que sería recuperable.
Así que bajo unas fuertes drogas me acostaron en un quirófano ahí mismo con varios elementos metálicos se engancharon en las heridas y fueron removiendo lentamente todo ese metal y carne podrida.
Pensé que con una sola sesión bastaría.
Pero la verdad fue que me han dicho que tienen que ser más de las que me podría imaginar.....

martes, 27 de julio de 2010

demonio vencido

Los ojos vencidos por el llanto consumido, y aunque casí la gran construcción está terminada, aún así no hay con quién compartir la morada.
El viento, susurra tantos nombres, que sus susurros distantes y apaciguados me llevan a la dulce nada...
Solo puedo escuchar mi respiración agitada y el latir acompasado de mi corazón, casí podría escuchar el pasar de la sangre por mis venas, más solo ideas mías.
Una vez más me he vuelto a equivocar, danzando en el mar de las posibilidades, en las ideas rumiantes que pastaron por mi deseo.
Una vez más me han vencido. Mi cabizbaja mentecilla ata  los demonios y  teje la maraña de ideas.
Sencillamente sé cuál es el siguiente paso lógico de este caudal de mentiras, estoy a punto solo un segundo de volver a recibir una daga en mi espalda.
Y siento ya su filo trasquilando mis sentido, pero no me alejaré, no más.
Que su incesante brillo destruya mi sien.  Que la bestia a sido mandada esta vez a defenderme.
y cuando la bestia alza sus garras intoxicadas de veneno... un filo de metal no es suficiente.

lunes, 26 de julio de 2010

Enardecido clamor.

Simplemente estoy embelesada con su Nombre. No me podeís culpar.

Con su faz, con sus manos... pero sobre todo con esos ojos oscuros! Lo que daría por contemplarlos más de dos segundos sin tener que mirar al suelo o al cielo por el terror de reflejarme en ellos!

Su voz, su melodiosa y deliciosa voz... como un canto de silfo, pasando entre mis ímpios oídos. . . Su cabello, largo y oscuro... cascada de mis delicias.Dios que imagen mental tan imperiosa!

Creo que he caído en el encanto, en la tiranía del anhelo. . . Desgraciada Volátil, frágil anhelante....

Las ideas perpetuadas rotas en el suelo, como filosos cristales trasparentes, letales... y mis pies descalzos recorriendo el paraje! Seguro trituraré una vez más contra mis ya corrompidos dedos.... para toparme con el infernal desencanto.

Mas el dolor, eso llamado por algunos esperanza, ese resquicio aún flamante... ese enardecido clamor, ese veneno fútil. . tic tac tic tac, solo me queda la tormentosa espera y callar. Expresarme en mi zozobra en medios oscurantistas, en medio de la nada... en medio de todos en el más obvio lugar, para no ser vista. Para cuando llegue la hora -la hora ya dicha- apacigue mis esperas y me arranque las uñas.

Solo quiero escribirte una bella melodía, quiero que sea solo tuya. Y por supuesto solo la interpretaré en mi soledad lejos de tu aterrante presencia.

Denuncia

si, no hay cosa mas idiota que escribir a un monto de 0001010101 tus pensamientos remotos del alma
ahora no importa lo que digas, si tiene que ver con sentimientos tristes o futiles eres un pinche emo
si eres un reflexivo que te molesta el rumbo social eres un perredista pendejo
antes eso era digno de poesía, eras un romántico un trovador UN Bohemio!
eso ahora es un pinche huevón parásito social de filosofía que vales madre y nos rives para nada.
Se olvido la belleza y lo trascendental, ahora eres un montón de ideitas pendejas debes ser práctico ecléctico.
denuncio a pues todo aquello imberbe que promulga con la creencia de las políticas humanas, sea cual sea, todas ellas son tan vanas e idiotas por el hecho de ser pronunciadas por un ser humano corrompible!
denuncio pues a todos aquellos ladrones que por medio de un símbolo de salvación mueven la mente de los que buscan consuelo al temor de morir y no tener una vida de rectitud que agrade a un ser figurado!
denuncio al crimen de toda la puta humanidad! que por sentirse mas que cualquier ser vivo destruye a su paso todo el que considera idiotamente inferior a el, sea animal planta o su mismo congenero.
asi pues que en este mundo inutil de mierda que escuche pues mi plegar y se diga en voz sonante que nosotros, debemos ya pues de pagar!.
----
20 Enero 2009


beethoven


En el grito incesante y desesperante de Bethoven y la paranoía propia de la esquela  que dejan los sucesos que ocurren sin piedad
los toquidos anunciando el  deceso de su madre y su sordera y locura inminente trasmitidas  en el castigo que le puso dios en el mundo del no silencio y la música eterna, eterea, trasmitida en cada quejido, en cada tañido y cada dolorosa nota que transtorna por este segundo a mi mentecita.
La desesperanza de cada segundo tirado al caño me hace aun más castrante este sonido que no cesa.  La  ingenua lástima,  que hace caer hasta el mas profundo idiotizmo.
Olvida todo sentimiento, todo ello es  tan pasable, a veces los sentimientos vuelven a veces se van, no perduran, perdura el hecho de no caer en la  obstinada soledad, en la indiferencia que mata.
Y harta, si, todas memorias que mueran y sean perdidas para hora, para siempre, que no exista, que lo que soy soy y no sea jamás  dicho,
que sea olvidada, al mas frio destierro.
Que todo ello se cumpla en nombre del padre, del hijo y la mentira.
Que toda palabra dicha no haya sido dicha jamás y que todo de pronto sea unlimbo dentro del mismo limbo.
Que sea el descanso mi penuria y el trabajo mi ganancia, y que por todo lo que desee venga y se cobre o me pague a  lo que  sea.
Que por un solo instante pueda desprender la furia.
Y por otro más que  en plenitud pueda gritar y ser libre de mi prisión impuesta.
y de pronto la tranquilidad fue un espasmo de la esclavitud aceptada.
acaptacion mas bien eso es lo que me falta, un canto del esclavo  que habla sobre libertad
Eso y nada más queda.
31 enero del 2008

bestia vencida

constantemente se eriza la pie
fluye poco a poco la savía del alma
tocando el aire transformándose en veneno.
y mis pulmones se llenas de ese aire
sofocando mi poca humanidad.
Pero espero cautelosa como una besia vencida...
a dar su ultimo brinco hacia su salvación.



10-03-09

lunes, 19 de julio de 2010

La inevitable curiosidad

Renuncié a tu sueño, a tu símbolo, en el mismísimo momento en el que nuestros dogmas se cruzaron y se dieron de golpes entre sí.
Mas así cuando la misma noche oscura me mostró que efectivamente no existía ninguna luna cubierta de sangre, en aquel manto de la triste realidad... solo luna vana, solo luna blanca.
Pero la miré, fijamente la miré. Me di cuenta que su fantástica forma moteada de textura, su grisácea forma, su mítico candor. Su figura como espejo reflejando para ser guia del viajero, la luz del despiadado Sol, que frente nos destruye de solo verlo -al fatuo ese- las pupilas por nuestro atrevimiento.
Así mismo, sencillamente no puedo solo olvidarte. No puedo solo decir renuncio por detalles dogmáticos en los cuales ni me mezclo. Solo pretextos por el miedo de mirar a una persona de frente, y que me comparta su cosmovisión.
Me aterra, pero lo deseo tanto.
Así que pues, como una promesa silenciosa, quedará ahí en mi corazón la negación de lo que anhelo. Quiero, deseo.
Que tanto podría darte, que tanto me fascinaría tocar tus rosadas mellijas?
Mirar tus ojos de frente y.... tu mirada perturbante, me consuma a momentos como una trágica melodía. Y tus ojos, tus ojos aparentemente sencillos, me recuerdan mucho a el abismo aterrador en el cual deseo lanzarme para siempre.
Poco a poco, deseo atreverme a ver tu faz, tu sonrisa, tu dulzura.
No tengo prisa, y le pido a la muerte que no me mire, que sea ajena.

lunes, 12 de julio de 2010

A los amantes de la belleza:


Hace un momento veía imágenes con una compañera de mi trabajo, de esas presentaciones que mandan  en power point a los correos exponiendo algún tema en particular –aunque algunas veces son simples cadenas  de buena suerte, amor, muerte  y destrucción- en donde te solicitan de la manera mas atenta –bajo amenazas de tener una vida llena de desgracias si no las mandas, o que no encontrarás al hombre/ mujer de tus sueños si no lo envías al menos unas 20 veces a tus contactos que fastidiosamente tomarán la maldición propagada por la superchería  humana-que envíes ese mensaje de …. Cualquier cosa.
A lo que hago referencia,  era una cadena de esas donde muestran artistas famosas en su estado natural, donde no tienen los efectos mágicos del photoshop, retoque fotográfico, ángulo de cámara y todo aquello que las hace verse como muñecas eternas de escaparate.
En aquellas fotos pudimos ver desde arrugas, estrías,  celulitis, dientes chuecos, cabellos ralos, piel opaca, todos esos signos de humanidad… de cuando el tiempo decide pasar por la piel y la carne y dejar huellas.
Claro, por ser personas de escaparate, se les critica, por mostrar signos de humanidad. Aquellos arquetipos de belleza inalcanzable… Criticados por sus espectadores que los miran. Como cuando un gobierno injusto cae, y el pueblo le apedrea. Porque aquellos modelos inalcanzables muestran debilidad carnal, todos aquellos sueños puestos en sus ideales caen.
No miran su propia carne por obedecer los mandatos de las publicidades y entretenimientos.
Criaturas torturadas, lastimadas, sobajadas en busca de la perfección, amantes de la belleza inalcanzable, que recurren a las mas terribles formas para alcanzar congelar el tiempo por momentos  en su carne, por todos los medios conocidos, botox, venenos de serpiente, operaciones, estiramientos, y todos aquellos medios artificiales para lograr ser como el ídolo.
Entonces al ver el ídolo vencido –que secretamente seguro odian/ envidian – se ríen, apuntan con sus mutilados dedos, sus sangrantes bocas inyectadas de silicona… Que decepción ver tu arquetipo caído a tus pies derrotado por una foto ensañada. Olvidan que también son seres humanos.
Muchos artistas entonces entran en el mundo de las drogas, depresión, excesos para poder sobrevivir de las acusaciones públicas, de la presión de ser perfectos  y eternos. De que la edad no los alcance, que los estragos de  la vejez no toquen sus bellas pieles.
Pero la carne, independientemente de lo bien cuidada que este se reseca, se muere.
La obsesión de la eterna juventud y la belleza. Hace que rompamos un tanto nuestra propia humanidad, obsesionemos nuestras mentes, y derrumbemos –probablemente nuestra salud-. Trastornos de alimentación, operaciones riesgosas, venenos y toxinas. 
No esta mal  pues que cuides de la manera natural tu cuerpo, puesto que es lo único que nos une con este mundo terreno, es nuestro “vehículo” que nos trasporta a diario, que nos permite sentir y experimentar dolor y placer, y todo aquello que a la carne se refiera.
Pero para que depositar falsas expectativas inalcanzables que están alteradas por medios electrónicos.
Somos pues los amantes dela belleza eterna.
Amante de las fantasías.
Y olvidamos nuestro verdadero camino por solo dedicarnos a la carne
-¿Cuál es el camino, quien te crees tu para descifrarlo?-
Bueno mi camino, que me creo todos tenemos –claro es mi ver- es el camino del aprendizaje. De que nuestra esencia  crezca, y no sea inútil nuestra estadía terrena. Cuidar nuestro cuerpo no nos asegura que este bien pero disminuye las posibilidades de morir pronto.
Después de todo aunque hagamos todo lo posible  la muerte nos alcanza y hasta quienes no lo hacen… Es todo un gran juego de azar. Ahora solo esta en nosotros algunas cosas que pueden disminuir o aumentar las posibilidades que pasen o que no pasen.

Y quienes crean en dios…. Que felicidad.  Pero a mi me aterra pensar que mi destino esta escrito y que haga lo que haga es definitivo. ¿Qué clase de vida es esa? Lo único definitivo entonces es que moriremos.  Pero hasta ese día sea el día que sea hoy o dentro de muchos años algo debemos hacer con nuestra existencia.

domingo, 11 de julio de 2010

Luna de Sangre

En aquel sueño -donde la noche reinaba la faz de la escena-
En aquel sueño -Donde  miraba la luz de aquella estrella-
En aquel sueño -Colmado de sangre lucía la Luna llena- . . .

Comprendí  pues que mi búsqueda, había muerto. Aquel fastidoso paseo por las calles marchitas me mostró pues que estaba sola. La lluvía besaba mi frente y los sueños inaudítos se balanceaban en mi espalda.  Ya no estaba en pos de encontrar a una persona - todas las personas son extrañas (cosa que no me disgusta) pero no se en que grado son terribles-  al borde de la desesperación de no reconocer mis manos, en el paso suicida y vagabundo busqué creer en Dios -mitológico a nuestra imagen y que nos escucha-  así que en aquella melancólica noche solo abrí los brazos  -lo juro no había nadie- y mire al cielo en busca de su abrazo final. Pero me encontré el cielo enegrecido, la espesura selvática de los pensamientos se centraron en aquella luna blanca y perfecta y de en medio -como si algun bastardo hubiera arrojado una estaca en su pecho- comenzó a sangrar...
Su sangre se extendió por su cuerpo esférico y me pareció terriblemente maravilloso. Aquí lo extraño es que mencioné un nombre en silencio... y pensé -ojalá estuvieras aquí, esta luna es para tí- y si es extraño porque no suelo pensar demasiado en instrospecciones sentimentales en sueños. Pero ahí estaba yo. Mencionando un nombre precioso que tenía cierta alegoría con la escena.  No he mencionado demasiado su nombre en mi vida -puesto que conozco muy poco de su persona- pero seguro me ha impactado lo suficiente para que en anhelos, cuando he encontrado el mítico símbolo perdido, piense en el.
Ahora,  no quiero pensar en la persona. Carne y sangre.  No quiero pensar en la idea. Palabras y Fantasías. No quiero pensar en el símbolo... ya muchos problemas me ha traído depender de ello. Quisiera que todo se mezclara  y poder ver como las personas ven a las personas. Como una integridad.
Pero sinceramente ... se me acabaron las fuerzas.
Y por el momento tomo su  simbólico nombre en mi corazón.
En la ncohe negra mas siniestra, que me ilumine su halo escarlata y su arquetipica forma femenina me cuide.

martes, 6 de julio de 2010

los ojos de nadie

La última vez que me embriagué por una mirada -enfermiza, lejana, ya sin un sentido pleno- fue hace bastante tiempo. Desde aquella vez prometí  que no volvería a observar a los ojos a los seres humanos. Solo me limitaría a mirar.  Dejar que el espejo del alma fuera violado otra vez ¡no! impensable. Así que me dediqué a mirar con detalle lo maravillosa que suele ser la tierra, los detalles abstractos que sobresalen com piedras, las piernas de los transeuntes en su eterno divagar por las calles oscuras. Ya no me interesaba volver a inddagar en la mente de nadie mas. ¿Para qué? ¿Con que fin obseno? ¿con que necesidad autoinventada?....
Hubo un momento -lo reconozco- que me creí segura. Conozco las sombras pero han cambiado, ya no son como antes, ya no son tan acojedoras, tan envolventes y acariciantes... han perdido en gran parte su esencia mas pura.  Y por un momento pensando estar en la habitación más cómoda se me olvidó que es lo mismo. Somos seres humanos y la necesidad de dañar y ... -¿como lo dijo aquel en esa la última vez que desee hablarle?- ¡ah!  con necesidad de dejar huella y trascender...
Patrañas, para mi no son mas que patrañas.
Egos vencidos, polvo y lágrimas.
Palabras alzadas por gritos resonantes, ecos  trasmiten las grafías ¿por la necesidad de trascender? eso dicen,  hay que creer entonces.
y si, en la mirada mas inquisidora, -por supuesto en mi mente proscrita- y ¿cual es tu motivo entonces porque buscas las sombras, porque te acojes en ellas, porque tratas de expresarlas y de una forma dramática y exagerada las vives?. Pues a decir verdad porque de ello está lleno en mi mente, y si a momentos no expreso dosis de veneno  grafio pues sinceramente me ahogaría con mis propios venenos. Lo siento, solo eso, como un don maldito que viene desde  la inconciencia mas exquisita, en donde lo gozo tanto como la melancolía me lo deja saborear... Claro es que sé de antemano que mi nombre se perderá en el limbo, y también sé de antemano que mi único deseo en este mundo es aprender lo suficiente para al salir de el -de la forma que elija la suerte- me lleve conmigo un tanto diferente y alimentada lo que dicen llamar alma.
No sé, no creo en fe, no creo en dios, y me aferro a pensar pues que este mundo tiene un sentido, personal puesto que tiene un sentido.
¿Solo nacer y seguir con las funciones propias de la existencia?
¿sin más?...
Me creo que mi ímpetu por escribir, danzar, escuchar música y ... -últimadamente huir de los humanos-  no es mas que por la mera necesidad humana de expresarme, de la única forma que sé.  No quiero morir ahogada en mi propia melancolía.
Algún día, me gustaría poder decir que realmente puedo compartir con un ser que me lo permita ello, y no solo danzar en el mundo aparentando que lo hago. No quiero eso. Hasta entonces, tal vez no vuelva a observar los ojos de nadie.

domingo, 4 de julio de 2010

joven ilusión

Joven ilusión de mi tarde lóbrega
hilo de plata con zafíros incrustrados
bella mañana de tez morena,
brillante esmeralda de noche clara.
Ilusión dormida ¡casí moribunda!
los años pasan, mas no para mi dolor
tus nupcias llegarán y yo lloraré
mil vidas tendrás, y ninguna alcanzaré.

Esmeralda de mañana, azucena de noche
eternidad esperada, clariluz  momentáneo,
amorios eternos que se los llevará el viento
ángel que cae en el profundo invierno.
Amanecer tuyo, crepúsculo de tu alma.

Una tarde devastadora ¡sin cielo sin luz!
un momento eterno que se irá al instante.
Amor mío tierna luz.
Ángel, querubir, que llora, que rie,
tratas de desplegar tus alas
mas tu impotencia de ir al horizonte
es en demasía, claridad de otoño,
hoja suelta que se las llevará el infierno.

Momentos devastadores vivirás
y quieras o no por siempre existirás
quizá en carne no, pero en espíritu en mí,
mas lo que importa mi amor,
es que no perezca por ti.

--------------------
año: 2001

jueves, 1 de julio de 2010

Simbolo

Y una vez más te dan recordatorios constantes de cual es tu lugar y cual no lo es.
En ese afán de fructiferar lejos de aquello que es lo trascendente y doloroso para tí, te enajenas con una realidad bélica en donde cada vez las cadenas inmisericordes de la  vanalidad aprietan, asfixian.
Los recordatorios constantes de aquello, los dolores inservibles que comunican a la oscuridad  más terrible de tu conciencia en donde, buscas y buscas encajar para poder subsistir en aquella atmósfera infantil de juegos e irrealidades, donde te aferras a que sea real para tí y que sea el escape perfecto de el profanado pasado que no agobia, pero duele, no por si, sino por verlo ajeno, lejos e inalcanzable, tirado al llano, en una cadena de lágrimas sin poder siquiera explicarlo, dialogando en el silencio, con aquel, el viejo guardián de mi memoria.
Y pretendes ante el arcano la más irreal de las alegrías, la mas vana llama como una candorosa fuente de ilusión, pretendes.... que no pasa nada, buscas unir un segundo en el universo constante, que gira sobre su propio velo y disipa las amarguras de la memoria. Por un momento ser un segundo, uno.
Así que pues el diálogo se convirtió en una rutina de aquella que en la esperanza de la muerte lejana, pretendes que no se acabe. . . Y si se ha planteado el hecho de que tal vez pronto alguno de los dos se vaya, en llamas la memoria se retuerza!. Y aunque quede esa separación almática autoinfringida,  tal vez sea la esperanza de la cadena de lágrimas.
Vive, sí, en el interior más fosco de la caverna cardiaca, en el más enegrecido pantano de la locura... no, ahí no llega la luz del pensamiento, porque cuando se han tocado...  la más infernal reyerta se alza.
estoy exhausta. pero elegí ya ese camino. Me da esa fuerza que perdí.  Y... ya no es por un quien sino por un símbolo que prevalece más que la carne, que un ideal que es aprueba de la muerte.

en esa búsqueda

las mareas crecieron, luego de acostumbrarme a las tempestades y de su voluptuoso paso... no pude mas...
cedí. caí ante la arena y me venció el tempestuoso paso del agua....
No puedo creer lo vencida que quedé, como nunca podría decirse. Así que solo pude tomar mis cosas e irme a otras tierras, en donde podría tal vez encontrar mi bendito lugar en donde pudiese habitar.
Soñar, hace tiempo que no lo hago, ese recurso lo abandoné, para así  tomarme de los brazos de el realismo y felizmente entregarme a el.
A veces, no puedo evitar soñar.
Otras veces me toma la melancolía, en donde me vacio frente a ella me encanta soñar estar frente a sus brazos  y pegada a su piel, por un instante permanecer cerca de el, y vertirme por completo al deseo...
pero solo un sueño, un sueño que me consume y debo dejar ir.
Por ahora asi será, puesto que en cuanto mire sus ojos profundos tal vez vuelva a pensarlo dos veces.

por ahora... estoy en esa intensa busqueda, en donde consiga a aquella persona que se digne a mirarme de frente, que me de la libertad que le concedo, que me acompañé, que sea mi complice y mi amigo, mi amante y mi viajero en el mundo transgiversado de información.

Algún día sueño, sueño que así sera. por tanto solo me queda la lucha constante, y la esperanza en mi corazón, la fuerza tempestuosa como nunca que arde en mi interior, de mi deseo, de aquello que no se a concretado, de aquello que espero, de lo que quiero ser para ser digna partidaria de una persona que me acompañe a mi vivir.
----------------------
2010

de aquellos inalcanzables

En silencio me maquillo, frente pues a mi espejo, pinto, pinceladas largas, cortas, todo al fin de ocultar la faz que me fue dada, para seguir en ese viejo andar, en donde todo era teatro, todo era drama, en aquel diván almático en donde guardaba mi montón de artículos que usaba para jugar a un sin fin de personalidades. Esta vez, en el silencio, sigo pintanto, cepillo mi pelo y busco uno de esos viejos vestidos que aún conservo por la nostalgia de una época mas explendorosa, en donde no me consumía la ira, y no me quemaba el infierno de la impotencia. A veces pienso en ello, a veces me remontó, recordar el olor de la tierra mojada y el viento, los triviales comentarios y lo importante de los silencios marcados. Me pongo añorante, volteo, me gusta mirar hacia ese diván. Me gusta cantar en silencio esas letras improvisadas que lancé muchas veces, y dialogar en el silencio de tantas cosas...
He terminado de maquillarme. Esta vez no pienso hacer una sesión inmensa solo unas cuantas fotografías y ya... mientras pienso pues que ahora en esta estación vivencial soy una lágrima sobre un rostro, perdida en mi frivolidad y ahogándome en aquellos pensamientos que creo soy importantes y trascendentales, más allá de la misma mirada y el alba traviesa... momentos, muchos hay, en donde dialogar se volvio imporante, muchas cosas vertidas y ahorcadas por mi intolerancia. Tal vez no se entienda, ni siquiera sepas bien de que hablo, no pretendo que sea así, sé pues que ahora mismo que retrato mis ojos no son para tener un artículo de arrogancia, sino solo para saberlos reales,  verlos reflejados como solo en un segundo suele gustarme, interpretando una vez más una actuación que no me gusta del todo...
Aunque el opulante panorama sea como es... lloro, amargamente se me salen las lágrimas. Puesto que es en elegir vender tu ideal o seguir tu corazón. Y como elecciones pasadas, de aquellas egoistas, por tratar de proteger lo único tangible que te queda... prefieres que sea así, ya ha sido humillado demasiado el corazón, ya ha sido llevado al límite de la tolerancia, ya esta bastante vencido para que uno pueda seguir adelante solo así...
Es buscar moldear aquello que ya tiene una forma por si mismo, siendo que así no son las cosas... por eso es que me entiendo... por eso es que me encanta servir al fantasma, porque en mi imaginario es algo que yo cree, amante de ilusiones y fantasias, de papel y notas etereas... viviendo la patética fantasía de creer que todo en este mundo tiene esa forma moldeable.
Así es, así es como yo comprendo mi pensamiento, pero ahora sé que así es como mi estilo de vida es. Así sé que es mejor un amor de aquellos inalcanzables, no lo entendía, me parecía una tonteria cuando alguien me lo explicó, es mejor seguir, y vertir tu pasión en aquello que no muere, en los ideales a prueba de balas, continuar aunque las lágrimas broten -algún día se detendrán-, porque ya ha sido demasiado dolor, ya ha sido mucho rogar, y el te amo duele más. solo segundos, solo en la oscuridad, solo en la distancia podía ser entendido, pero no puedes pedir egoistamente que alguien.
 -------------------------------------------
2010

Denuncias de la introspección sonora.

Cuando más me inclino a delimitar una razón fuerte para este modus denominado vida, cuando intento, de verdad intento darle un sentido a la realidad, a como la percibo
  - dejemos atrás por un momento aquellos rios de la desazón amorosa- En donde el caminar incesante  por la vereda de la costumbre, de lo que dicta la sociedad como correcto, de aquel incesante pulular entre mortales guerreando por el poder, por temer desaparecer de la historia de la humanidad, y  en reyerta eterna los unos con los otros, intentando ser, robar, destruir, utilizar a aquellas personas que aun no han sido maleados por las costumbres, que no han sido lo suficientemente lastimados para armarse de coraza e ir a pelar contra aquellos que podrían en unas circunstancias mas  apacibles llamar hermano, hermana.
¿Por qué?
¿Por qué ese afán de la humanidad de intentar trascender por medio de pisotones a los demás?, ¡ por qué golpear a quienes no tienen voz,  proque asesinar  a aquellos que dicen ser su sangre,  aquellos que son diferentes, sea cual sea su diferencia, no importa! su apariencia, su idelogía, su religión, su raza, su especie, su ubicación geológica, lo que sea ¡cualquier cosa! cualquier cosa.... para enervar su ego, por ese temor inminente ante  el perderse en el olvido... ¡de que les sirve entonces nombrar a un Dios! si no tienen fe en la trascendencia de su espiritu, y su pura carne se basa en el deseo de poseer  mas y mas... hasta que por fin  tienen tanto que solo la muerte los apaña por sus espaldas, y sinceramente nada de esto ya es recordado otra vez.
¿Cual es entonces el sentido de este mundo?
¿Cumplir funciones vitales como nacer, crecer, reproducirse y morir?
cualquiera hasta la criatura mas pequeña tiene esas funciones ¿no los hace entonces lo mismo que nosotros?
Por qué entonces tenemos la capacidad de razonar, de entar en nuestra mente y tratar de darle un sentido que no sea fantastico a esta realidad asfixiante dictaminada por las reglas sociales de cada lugar !
!que si soy la primogenita en china me matan!
¡que si soy negro me descriman solo por serlo!
¡que si soy mujer debo cumplir un rol estereotipante y demigrante!
¿entonces debo ser un maniquí?
Una perfecta humana estereotipada, que exprese en su faz soberbia, frialdad, ojos muertos, nada que me lastima, fuera sentimientos, fuera creer en las personas.... fuera  confiar mas que en las vanales cosas que se mezclan en nuestra faz.
....
A veces, miro en el camión a las personas, somos tantas!, ellas me miran despectivamente o según lo piensen a la ligera de mí. Todos traen sus asuntos, pretenden que no existe mas que ellos. Somos tantos, y vivimos en un tiempo... en el que parece que estamos encerrados en una caja de cristal.
No culpo esa decisión, sabiendo lo viles que somos capaces de llegar a ser las personas.
Pero no lo entiendo, aun así.
Miro descepcionada  y asqueada a lo que por poco me estuve a punto de envolver.  Pero siempre se me olvida que en cualquier lado en cualquier lugar, la gente no deja de pensar primero en su comodidad y en su ego. El dolor ajeno, sencillamente les es indiferente.
Ahora, la amplia invitación a volver al carnaval de apariencias, pero no estoy dispuesta al menos ya no a volver a esta pasarela de vanalidad otra vez.  Solo para sobrevivir en la sociedad asfixiante, pero en lo que importa, me enerva, en la mismisima oscuridad, ahí si, ya no. No puedo soportar mas.
Me quito la mascara, me aterra esta función.

domingo, 20 de junio de 2010

frivolidad

Lo que nunca fue, lo que nunca será!
esas vanas esperanzas que de vez en cuando inundan los sentidos  y los vuelven por momentos focalizados a  lugares inexistentes de la mente, espejismos, fantasmas de las memorias  que de pronto su presencia  se hace partícipe de la  atmósfera contaminada de verdad.
Seca y oscura verdad.
Cuando más crees encontrar, no es solo más que el moho de la habitación mental formando imágenes  donde no hay más que humedad, hongos...
Y aquello perfecto tocado por la mano  de la cordura solo es agua, agua entre los dedos que se resbala incesantemente hasta convertirse en polvo, lágrimas, ideas, suplicios y caricias inquietas que de pronto huyen hasta el infinito y no es que no sea es que no debe y no será.
No es que en el fondo de el infierno dantesco, congelando sentimientos inmersos, desesperados inquietantes, amargos... volcándolos hacia la mismísma nada...  No es que ahí no exista, existe, tocado por la mano angélica, aquella, la bella palabra.
Pero volatizada como una simple pluma  eternizada en lienzo, pero intangible, obligado pues ahora a ser borrada de la memoria, por no quedar otro remedio mas que alusivamente citarla.
pero de pronto algo imposible pasó!
El demonio de la memoria aquel que siempre en la oscuridad acompañaba a la voz inquieta ha muerto!
No es buena noticia, puesto que la dramática e intoxicada realidad esta a punto de ahogar mi impio látir.
Y ... aquel impulso de sobrevivencia late, el  vacio del pecho no había sido nunca tan profundo, y los dedos son los únicos que gritan ante el desierto que se ha quedado sordo de tanto pregonero.
Ahora, en un giro, igual de insano que aquel cadaver arrojado al mar de la memoria.... Mis labios en momentos se abren para  vertir palabras que irán al profundo  laberinto de los lamentos... por momentos eso me hace sonreir, y en la oscuridad de aquel hogar mental en el que antes solía ir a jugar con mis recuerdos,  puedo por segundos estar en calma, pero se esfuma. Puesto que no se en que momento, en que forzada hora, volví a equivocarme. Volví a sucumbir ante aquella mirada aterrada a la cual ya no expreso palabra alguna.... Veo por un segundo atrás, veo.... la película de mis recuerdos. Ahora ellos no son nada. Solo  sombras que fueron mis compañeros, no más. Ahora... No hay sombras. No hay nada.
Todos mis esfuerzos, todos los arañazos que dí a la pared en busca de sobrevivir, de expresarme, de no guardarme esto que torturaba a mi mente.... todo eso fue en vano.
Lo vertí, y aterrorizó mi labia.
Es tiempo entonces, ahora en la misma nada....
Tomar mi último recurso: vender mi alma, entregarme a la frivolidad.
Antes que el dolor silencie por siempre mis dedos.
Y consuma por fin mi mente.

No hay nada ahora en mi corazón.  Solo la oscura habitación mental. . .
La visualizo, nunca había lucido peor que ahora.

---------
2010

sábado, 12 de junio de 2010

ahora

Los dìas parecen transcurrir lentos,
la mente se ha ido volatizando hasta dejar sus despojos en la realidad,
solo paciencia, el don proscrito puede hacer soportable el ansia.
La oscuridad terrible acuno mis sueños, el mar de lamentos: la mùsica extinta,
cansada, derrotada luego de tantas batallas, dispuesta a ir, y perder la guerra.
Dispuesta a no decir mas, solo callar, solo volverme introspectiva.
Otra vez, solo pensar, y dejar que el fluir de la imaginación dominara mi vida,
no podría ser más,  mi alma enfatizaba los presagios de la muerte,
no estaba dispuesta a màs, solo a dormir en el lecho del tiempo,
solo seguir por la misma razòn que lo dicta el destino...
y el intemple calvario aunado al camino.

Mas en el imposible del imaginario, en lo percnotado del olvido
en aquello, distante, intocable: el camino!
En el vericueto más mimetizado, el el velo de la incognita
en la mismisima luz! sus ojos, su alma, su voz, mi alivio
sus manos, su mente, sus sueños....
todo aquello conjugado mágicamente
como nunca pensé posible, como lo imposible,
los sueños encarnados, la efigie anhelada.
.... la distancia de pronto se atravesó en mi frente
y por poco se apagan las luces de la memoria....
Pero no podia, ¿porque permitirlo?
era hoy en el tiempo, o era nunca en el camino...
Y vertir  las palabras, no me es tan dificil
retenida por meses, hasta ajustar una vuelta.
Sin parar, solo fueron a desahogarse en la noche
ahora....